domingo, 3 de diciembre de 2017

España - Alejandro Zarzuela


Os preguntaréis de dónde sale este modelo de España, para más inri, de un color blanco que ya sabéis que no es muy habitual por aquí, sin embargo de vez en cuando hago excepciones. Pues con la Federación Española de Deportes de Personas con Dispacidad hice una, y es que en los Paralímpicos de Río 2016 los chicos de la selección de basket en silla de ruedas consiguieron una plata extraordinaria. La selección renueva su modelo de juego en cada campeonato oficial, desde los Paralímpicos celebrados en Londres el patrocinador oficial es Vive TM, empresa situada en Málaga, y como mínimo su vinculación será válida hasta el fin de este ciclo de cuatro años. Para el ciclo de la cita brasileña los jugadores disponían de dos modelos, el blanco que usaron en esa histórica final y el tradicional rojo que viste la selección en cualquier disciplina, como es norma en las competiciones olímpicas la camiseta está totalmente limpia de publicidad. Tras el éxito cosechado por los jugadores, la FEDDF comercializó la prenda y satisfizo las peticiones de los aficionados a un precio razonable.

Son dos hermanos, ambos referentes a nivel internacional, fijos en una selección que se ha nutrido de ellos para alcanzar varios metales. No, no son los Gasol, por desgracia ellos no tienen la visibilidad de los de Sant Boi, pero tienen el mismo (o incluso más) mérito que ellos. Alejandro nació con espina bífida, a pesar de ello tanto él como su hermano superaron todas las dificultades, probó con el tiro con arco (su padre fue paralímpico en esta disciplina), natación y ciclismo, hasta que tras ir a ver a su hermano a un entrenamiento se decantó por el deporte de la canasta. A partir de ahí, ascenso fulgurante al panorama mundial, a sus 30 años de edad puede presumir de nueve ligas nacionales (incluida una en Turquía), tres Copas de Europa consecutivas en dos equipos y varias medallas con el combinado nacional, entre la que destaca la plata de Río. Todo ello, casi siempre acompañado de su hermano Pablo con el que ha compartido más de diez temporadas en diferentes equipos.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Cajasol Sevilla - Kristaps Porzingis



En la temporada 2013-14 se cumplió el vigésimo quinto aniversario del club en ACB, por lo que se presentaba como un año de renovación y cambios estructurales en el Cajasol de Sevilla. Uno de los más importantes fue la nueva piel que vistieron los jugadores cajistas, porque tras varios años cambiando de colores, los sevillanos volvieron al rojo y verde que usaba allá por los noventa el mítico Caja San Fernando, el regreso de ambos colores fue gracias a los socios que votaron en una encuesta promovida para el club. El rojo y verde representaban al Sevilla y al Betis bajo un mismo club de baloncesto, y la intención era que fuera así por mucho tiempo, sin embargo la entrada del Betis el pasado curso introdujo el verdiblanco como tono principal. No solo estrenaban colores esa temporada, además se finiquitó la relación con Hummel en favor de Spalding, que desde entonces, y a pesar de la entrada de Betis y Energia Plus, no ha dejado de ser la marca encargada de vestir al club andaluz.

El hombre de moda en la NBA, con permiso de Anteto, se formó en las categorías inferiores del Caja, que confió en él a pesar de su anemia, a donde llegó con 15 años proveniente de su Letonia natal. De la mano de Aíto su carrera evolucionó a pasos agigantados, poco hace de esos partidos en Eurocup en los que ya asombraba su potencial, paradójicamente más lejos parecen quedar los posteriores silbidos que tuvo que aguantar la noche del draft. No hay duda de que la ciudad de Nueva York está ahora a los pies del primer unicornio de la liga, un tipo de 220 cm capaz de poner el balón en el suelo como si fuera un base, armar el brazo con la rapidez de un escolta, además de sus tareas de pivot, mención especial a sus putbacks. Ya el año pasado su número 6 vendió más camisetas que el otrora ídolo neoyorkino, Carmelo Anthony, un dorsal que luce en honor a su hermano mayor Janis que también se dedicó profesionalmente al baloncesto en Europa, como también hicieron su madre y su padre. 

viernes, 20 de octubre de 2017

Montakit Fuenlabrada - Pako Cruz


La vie en rose, así podría definirse la situación del Fuenla a día de hoy. Y aunque la camiseta me va que ni pintada, pertenece a la temporada pasada (2016-17). Con motivo del derbi local contra el Madrid, nuestros amigos de Montakit se aliaron con Nautalia para lanzar esta equipación de color rosa, el color corporativo de la compañía de viajes. No era la primera vez que cambiaban el naranja por otro color, ya el año pasado estrenaron su colaboración con Ecovidrio precisamente contra el equipo blanco y consumaron la machada , gracias a esa victoria consiguieron el pase a la copa donde estrenaron la camiseta roja. Sin embargo, el rosa no trajo la misma suerte que el verde y al Fuenla se le escapó la victoria en los últimos segundos. A pesar de la derrota, el club madrileño se volvió a anotar un tanto en el aspecto comercial con otra iniciativa exitosa que puso al club en primera página deportiva. Cambios de color, equipaciones retro, acuerdos con empresas de reciclaje... Chapeau a la estrategia de los amigos de Fuelanbrada.

Podéis llamarme peliculero, pero Pako Cruz se adapta perfectamente a esa imagen trabajadora que posee el club de Fuenlabrada. Dejó su Sonora en su México natal camino a Denver, Colorado junto a Jorge Gutiérrez, ex nba y compañero en la selección, en una furgoneta con la que recorrieron más de 3000 km para enrolarse en el instituto Abraham Lincoln. Tras graduarse en comunicación engrosó las filas de Western Nebraska (donde coincidió con el ex Bilbao Bamforth) y posteriormente Wyoming (aquí con Larry Nance... Jr.) donde se consolidó como un gran pasador y anotador. A pesar de no ser drafteado no perdió la ilusión, regresó a su México natal consiguiendo el título nacional en el 2014, tras un breve paso por Argentina el mexicano aterrizó en el VEF Riga donde dejó un gran sabor de boca con grandes actuaciones a nivel Eurocup. Y tras eso, Montakit Fuenlabrada, lugar en el que está demostrando el porqué le llaman "la metralleta", incluso decidiendo partidos en el último segundo.



martes, 23 de mayo de 2017

España - Sergio Llull


Año cero después de la quiebra de Li-Ning. Tras el idilio chino la Feb se dejó seducir por el gigante americano Nike y esta fue la primera colaboración que presentaron en sociedad. El Eurobasket 2013 en Eslovenia fue el escenario para la puesta en escena de la camiseta, antes hubo una presentación oficial ante los medios en la que se descubrieron tres equipaciones: la roja, representa la pasión y furia española; y dos alternativas novedosas de color amarillo, simboliza el sol; y azul, el color del mar que por aquí nos sobra, esta última por cierto nunca en venta. Obviamente la publi de San Miguel es inamovible, Nike propuso un diseño simple y a la vez elegante, pero la mejor parte viene en el proceso de fabricación, cada camiseta está hecha con material reciclado, exactamente compuesto de 22 tapones y hechas de un material altamente transpirable, en especial el sol dibujado en la parte trasera. Y para finalizar, un toque de patriotismo en el cuello de la camiseta con el lema Ser español no es una excusa, es una responsabilidad.

Igual ya os habéis dado cuenta pero no caen muchas camis del Madrid por aquí, así que las selecciones, casi siempre la española, es mi medio para tener en la colección a Mirotic, Chacho,  Reyes, Rudy... Y Sergio, o Sergi, Lull. A él le da igual como lo llamen aunque yo prefiero llamarlo Llurdan o el Increíble Llull. El rey, con permiso de Spanoulis, de los buzzer beaters y las mandarinas, como buen aficionado al Barça puedo dar fe de ello. De bien pequeño ya demostró su capacidad anotadora con 71 puntos en un partido de cadetes, la actuación lo puso en el mapa y le acabó llevando al famoso combinado junior que ganó el Europeo en 2004, curiosamente formando pareja de bases con el Chacho. Su meteórica carrera prosiguió hasta llegar a la absoluta, donde consiguió la duodécima ficha a costa de la lesión de Berni Rodríguez en 2009, eso le valió llevar el dorsal 12 que veis en la imagen. El 23 que lleva en el Real Madrid es en honor al más grande en la NBA Michael Jordan, aquí en Europa pertenece a Sergio Llurdan.

P.d. Y sí, he cambiado el suelo.

martes, 6 de diciembre de 2016

Montakit Fuenlabrada - Marko Popovic


Siempre es un placer hacer una entrada sobre el Fuenla, equipo pionero en equipaciones originales y en constante movimiento cuando se trata de concienciar a sus fans. Lo vimos con su edición navideña y lo volvieron a hacer el año pasado con una campaña conjunta con Ecovidrio, empresa encargada del reciclaje de vidrio en España. El objetivo era fomentar el reciclaje mediante varios actos promocionales como la posibilidad de conseguir entradas a cambio de un kilo de vidrio. #Fuenlavidrio además, donaría fondos por cada triple local encestado hasta final de temporada. Y vaya si anotaron, quizás el karma cumplió con su deber en favor del club porque hicieron una temporada para la historia: clasificación para la copa contra todo pronóstico, con camiseta incluida (los adoro); clasificación para playoffs y entrar en competición europea para esta temporada. Tan exitosa fue que una camiseta que iba a ser para unos pocos partidos, se convirtió en un amuleto usado frecuentemente. Visto el resultado, que no se acaben nunca estas iniciativas.

Internacional por Croacia, una carrera de prestigio por todo el viejo continente, participante en el Nike Hoop Summit de 2000 (junto a Randolph, Parker, Nachbar o S. Vidal), un año de formación NCAA en Southern Idaho... En pocas palabras, un curriculum excelso por el que se peleaban grandes clubes de Europa a principios de la temporada pasada. Pero la vida da muchas vueltas y el bueno de Marko tenía prioraridades: primero la familia, iba a ser padre, y luego el baloncesto. Así que a la hora de elegir ciudad se decantó por Fuenlabrada. Y vaya si acertó, allí se ha convertido en una de las grandes figuras de la liga ACB, despertando el interés de varios clubs euroliga como Panathinaikos (al que, para que veáis su unión con el club, le dio calabazas). Su mejor versión coincide con su madurez personal, evolucionando desde la posición de base a la de escolta donde ha explotado como anotador. Un jugador de gran calibre con un caracter sencillo y familiar, que se ha amoldado perfectamente a un club humilde pero de aspiraciones gigantes.